¿Para qué hacer terapia de pareja?

Hacer terapia de pareja Zulema Fredriksson

La terapia de pareja es un espacio para tomar conciencia y observar cómo se generaron las tensiones, exigencias, desencuentros que aparecen en las relaciones. Sin embargo, esto surge de una manera más profunda y dolorosa en las relaciones de pareja, en donde hay mas intimidad. Ahí donde se pone en juego «lo intimo» aflora la verdad de nuestro ser: todas las heridas que hemos recibido en el transcurso de la vida y que consciente o inconscientemente deseamos o deseábamos sanar a través de una relación amorosa en donde nos sintiéramos reconocidos, aceptados, deseados, protegidos, comprendidos…amados.

La terapia de pareja es un espacio para que los integrantes se escuchen, interactúen ahí donde la comunicación se congeló, puedan ubicar aquella situación que se ha convertido en determinante en relación a la situación que se esta viviendo. Es una oportunidad para acceder a sentimientos auténticos en vez de a emociones rebuscadas y mecanismos de defensa agresivos. De esta manera, se busca abrir un espacio de elaboración de conflictos y curación de las heridas de cada integrante que están afectando a la relación de pareja.
El problema es sostener la creencia de que la pareja podría solucionar todas las heridas personales que se han vivido.
La relación de la pareja hacia los hijos: los hijos, la renuncia a tener hijos, parejas homosexuales, inseminación artificial, aborto.
Hijos: Si los padres dan prioridad a la función de ser padres sobre el ser pareja, el orden queda trastocado y comienzan a surgir problemas. Cuando los padres priorizan ser pareja, los hijos respiran aliviados.
Renunciar a tener hijos: Toda elección esta rodeada de lo no-elegido, que consiste de todas la posibilidades no realizadas. Las personas solteras o las parejas sin hijos pueden encontrar amor y sentido a sus vidas por otros medios, pero tienen que encarar y afrontar unos cuantos asuntos especiales previamente:
• que su decisión no este condicionada por conflictos en su familia
• Valorar lo no-elegido: las mujeres que asumen conscientemente la perdida de lo no-elegido, conservan lo femenino para lo nuevo. Aquello no elegido provoca una poderosa eficacia si es valorado, aunque yo mismo no lo realice.
Homosexualidad: Su amor no puede llevar a tener hijos quienes suelen facilitar la cohesión en tiempos de crisis. Para las parejas interesadas en una relación duradera y con amor, es importante tomar decisiones claras sobre los fines e intenciones de sus relaciones.
Inseminación artificial: El problema surge por el hecho de que, por ejemplo, si una mujer se somete a esta práctica para quedar embarazada, ella no acepta a su marido como es, lo cual es un mal presagio para su relación.
Consecuencias de un aborto: Hay situaciones en las que el aborto quizás sea la solución que, sin embargo, esta ligada a la culpa, o a asumir, aceptar las consecuencias de esta decisión. Si la decisión es tomada teniendo presente el dolor que esto implica, esto afectará a los cónyuges durante un tiempo, pero también encierra la posibilidad de acercarlos y de profundizar su amor. En cambio, si esto no ocurre así en ambos cónyuges, es más probable que la relación de pareja se termine.
Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/general-articulos/terapia-de-pareja-3824663.html
Sobre el Autor
Licenciado Pablo Canosa. Director Centro Asistencial Anteroos
4523-9207 / 15-5849-7837 / centroanteroos@gmail.com
http://www.psicólogos.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *